El Pontificio Maria Mater Ecclesiae es un seminario del Papa y necesita de tu ayuda urgentemente.

El Pontificio Maria Mater Ecclesiae es un seminario del Papa y necesita de tu ayuda urgentemente.

¡NOS CUESTA PEDIR AYUDA!

En ocasiones resulta difícil verse en la tesitura de tener que pedir ayuda. Muchas veces no queremos importunar al otro y tememos encontrarnos con su rechazo. A los sacerdotes también nos cuesta esto, pero es lo que nos hace crecer en humildad y nos permite ver que la Divina Providencia cuida de nosotros.

La situación económica de nuestros seminarios – y de los 98 seminaristas que hoy tenemos – es muy delicada. Por favor, si está en su mano, ayude a sostener la formación de uno de estos seminaristas.

PONTIFICIO COLEGIO INTERNACIONAL
MARIA MATER ECCLESIAE

Los seminarios Maria Mater Ecclesiae se fundaron a petición de San Juan Pablo II. Él deseaba que los sacerdotes diocesanos de los lugares más desfavorecidos recibieran una formación de excelencia.

Por eso, el Santo Padre encomendó a la congregación de los Legionarios de Cristo la creación de un seminario dedicado en exclusiva a esta misión. Y en 1991 nacía el Pontificio Colegio Internacional Maria Mater Ecclesiae de Roma y en 2003 el de São Paulo en Brasil.

Pontificio

Este seminario es del Papa y la Santa Sede.

Colegio

Los seminaristas reciben una intensa formación intelectual y espiritual.

Internacional

sus seminaristas son enviados por sus obispos de diócesis de todo el mundo. 

SEMINARISTAS DIOCESANOS

La totalidad de los seminaristas que aquí se forman son diocesanos y provienen de diócesis pobres de Asia, de África y de América Latina.  Una vez ordenados, regresarán a sus países de origen para que sus obispos los destine, generalmente como profesores y formadores en sus seminarios diocesanos de origen.

Ayude con su donativo a los seminarios
Maria Mater Ecclesiae

Cada año se ordenan aquí una media de cincuenta sacerdotes. Con gran esfuerzo, sus familias y sus diócesis apenas pueden colaborar con el 10 % de los gastos de manutención y formación. El sustento de todos ellos supone un gran reto.

Por eso, tenemos que buscar padrinos que garanticen su formación. Por favor: Apadrine un cura con tan solo 10 € al mes.

Los seminarios Maria Mater Ecclesiae se fundaron a petición de San Juan Pablo II. Él deseaba que los sacerdotes diocesanos de los lugares más desfavorecidos recibieran una formación de excelencia.